faringitis arequipa

¿Qué es la faringitis?

arequipa

La faringitis, o dolor de garganta, es la inflamación de la faringe, que está situada entre las amígdalas y la laringe. Esta enfermedad puede ser aguda o crónica. La faringitis aguda suele remitir en una semana y está causada por una infección viral o bacteriana. Provoca dolor de garganta, fiebre, erupción cutánea, enrojecimiento de la faringe, hinchazón de los ganglios linfáticos, dolor de cabeza y dificultad para deglutir. La faringitis crónica afecta a aquellas personas que por constitución tienen la mucosa de la faringe débil.

La mayoría de los casos suelen darse durante los meses más fríos. La enfermedad con frecuencia se propaga entre los miembros de la familia y contactos cercanos.

Nasofibroscopia arequipa

Dr. Ronald Rubén Sillo Cari

Médico Otorrinolaringólogo.

¿Cuáles son sus síntomas?

El principal síntoma de la faringitis es el dolor de garganta. Otros síntomas son fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y articulares, erupción cutánea e inflamación en los ganglios linfáticos en el cuello.

¿Cómo se diagnostica la faringitis aguda?

El diagnóstico de la faringitis aguda se fundamenta en la historia clínica y en la exploración del paciente.

La presentación más o menos súbita del cuadro y sus características clínicas (fiebre, malestar general, mal aliento, dolor cervical, etc.) hacen sospechar un cuadro de faringo-amigdalitis aguda.

En muchas ocasiones es útil realizar algunas pruebas de laboratorio como hemograma, velocidad de sedimentación globular, o determinación del nivel de antiestreptolisinas (ASLO).

Cuando se sospechan determinados agentes infecciosos, se debe realizar un frotis faríngeo para cultivar el exudado de la faringe. Esta prueba permite determinar los gérmenes que están causando la infección.

Si además se realiza un antibiograma, se podrá conocer la sensibilidad de dichos gérmenes al tratamiento antibiótico.

¿Cómo se trata la faringitis aguda?

Independientemente de la causa de la faringitis aguda, será necesario que el paciente tenga un adecuado soporte hídrico y alimentario.

Deberán usarse antiinflamatorios no esteroideos. En algunos cuadros muy severos puede ser recomendable usar corticoides, especialmente para tratar el dolor.

Como la mayoría de las faringitis agudas son causadas por virus y no se curan con antibióticos, el tratamiento antibiótico sólo debe usarse cuando el médico sospecha de la existencia de una infección bacteriana primaria, de una infección viral complicada, o de una complicación de una afección faringo-amigdalar. En los casos que deban ser tratados con antibióticos, los más eficaces siguen siendo los de la familia de las penicilinas (penicilina G, penicilina benzatina, o amoxicilina).

Los enjuagues orales con antisépticos pueden ayudar a disminuir los síntomas locales.

¿En qué consiste el tratamiento?

Dependiendo del origen de la infección, el tratamiento consiste en la administración de antibióticos o de medicamentos para aliviar los síntomas. También es importante hacer reposo, beber líquidos calientes y hacer gárgaras.

El tratamiento de la faringitis crónica busca aliviar los síntomas y se basa en evitar los ambientes adversos y los factores que empeoran la patología. Cuando se presenta de manera reiterada o provoca complicaciones graves, el paciente puede requerir cirugía.

Si no recibe el tratamiento adecuado, puede derivar en una infección de oído, sinusitis o absceso periamigdalino.

Contáctanos

¿Cómo puedo ayudarte?