amigdalitis arequipa

¿Qué es la amigdalitis?

arequipa

La amigdalitis es la inflamación de las amígdalas, dos masas de tejido de forma ovalada situadas a ambos lados de la parte posterior de la garganta. Los signos y síntomas de la amigdalitis comprenden hinchazón de las amígdalas, dolor de garganta, dificultad para tragar y sensibilidad de los ganglios linfáticos a los lados del cuello.

La causa de la mayoría de los casos de amigdalitis es la infección con un virus frecuente, pero las infecciones bacterianas también pueden provocar amigdalitis.

Dado que el tratamiento adecuado para la amigdalitis depende de la causa, es importante obtener un diagnóstico rápido y preciso. La cirugía para extirpar las amígdalas, que alguna vez fuera un procedimiento frecuente para tratar la amigdalitis, se realiza usualmente solo cuando la amigdalitis se produce con frecuencia, no responde a otros tratamientos o provoca complicaciones graves.

Nasofibroscopia arequipa

Dr. Ronald Rubén Sillo Cari

Médico Otorrinolaringólogo.

¿A quién afectan?

Toda la población está expuesta por igual a esta infección, independientemente de su ocupación o nivel socioeconómico, ya que se transmite fundamentalmente a través del aire, al toser, estornudar o simplemente hablar y el principal factor de riesgo es la cercanía a un paciente contagioso.

La amigdalitis es más frecuente en los meses de invierno y durante la infancia, dada la exposición frecuente de los niños a los gérmenes, sobre todo en etapa escolar, que fomentan su contagio y propagación.

¿Qué causa la amigdalitis?

La amigdalitis suele estar causada por un virus en alrededor del 60% de las ocasiones y por bacterias en el 40% restante. Hay una gran variedad de virus y bacterias que pueden causar la infección, entre ellos el virus de Epstein-Barr (perteneciente a la familia herpesvirus), el virus de influenza (gripe) y la bacteria estreptococo del grupo A.

¿Cuáles son sus síntomas?

La causa más frecuente de amigdalitis son las infecciones víricas (alrededor del 60% de los casos), sobre todo antes de los 3 años de edad. También pueden estar producidas por bacterias (el 40% restante), siendo la más común el estreptococo.

Los síntomas y la gravedad puede diferir en función del germen causante. Cuando la infección está causada por un virus produce inflamación de las amígdalas con dolor de garganta, voz gangosa, febrícula, tos, malestar general… similares a los de un resfriado.

Sin embargo, cuando es de origen bacteriano la fiebre suele ser mas alta, el malestar general y el dolor son más patentes, en las amígdalas aparecen las típicas placas blancas y los ganglios del cuello se inflaman más.

¿Cómo se diagnostica la amigdalitis?

Para diagnosticar la amigdalitis, el proveedor de atención médica de su hijo le preguntará sobre sus síntomas y su historia clínica. El proveedor examinará la garganta y el cuello de su hijo, buscando síntomas como enrojecimiento o manchas blancas en las amígdalas e hinchazón de los ganglios linfáticos.

Es probable que su hijo también tenga una o más pruebas para detectar amigdalitis estreptocócica, ya que puede requerir tratamiento. Puede ser una prueba rápida de estreptococo, un cultivo de garganta, o ambos. Para estas pruebas el proveedor utiliza un hisopo de algodón para recoger una muestra de fluido de las amígdalas y la parte posterior de la garganta de su hijo. La prueba rápida de estreptococo se hace en la consulta y obtendrá los resultados en pocos minutos. El cultivo de garganta se hace en un laboratorio y normalmente toma unos días obtener los resultados. El cultivo de garganta es una prueba más confiable. A veces, si la prueba rápida de estreptococo es negativa (lo que significa que no muestra ninguna bacteria estreptocócica), el proveedor también hará un cultivo de garganta sólo para asegurarse de que su hijo no tiene estreptococo.

Contáctanos

¿Cómo puedo ayudarte?